La cervicalgia postraumática es un dolor cervical, que puede ser de leve a intenso y que se produce como consecuencia de haber sufrido una lesión por accidente de tráfico, entre otras causas.

Movimientos del cuello

 

Mediante un examen podrán ver la movilidad que tiene la persona que está sufriendo el dolor, y detectar de este modo el grado de cervicalgia postraumática que está sufriendo.

Además de la movilidad del cuello, los profesionales que exploren a un individuo que ha sufrido un accidente de tráfico, y que presenta una cervicalgia postraumática, comprobarán el movimiento o la falta de el, en las articulaciones de la columna, brazos y manos.

El profesional sanitario comprobará también la posibilidad de que existan algunos nervios que puedan estar pinzados.

Cómo tratar una cervicalgia postraumática

 

Lo más apropiado es recibir ayuda de un fisioterapeuta para que, mediante masajes y la aplicación de algunas técnicas, consiga restablecer el estado natural de la persona que está sufriendo la cervicalgia postraumática.

No obstante, hay algunos consejos que se pueden seguir para que el dolor no vaya a más, como los que a continuación señalamos:

  • La persona que está sufriendo una cervicalgia debe intentar no estar en reposo, sino que debe estar activo, intentando realizar sus actividades diarias cotidianas, siempre en la medida de sus posibilidades y sin forzar la zona. No es necesario mantenerse en reposo.
  • En el caso de que los médicos o fisioterapeutas recomienden el uso de un collarín, este no debe utilizarse más de dos días, ya que sería contraproducente.
  • En unos pocos días, el dolor desaparecerá, pero debemos tenerlo en cuenta para intentar evitar y forzar determinadas posturas que pueden provocarnos una recaída, no obstante, si el dolor no desaparece debemos comunicárselo a nuestro médico o al fisioterapeuta.

Cómo detectar una cervicalgia postraumática

 

El profesional sanitario, ya sea al médico de cabecera, de urgencias o un fisioterapeuta, realizarán una exploración que puede detectar la cervicalgia postraumática. Esa exploración puede consistir en lo siguiente:El profesional sanitario, ya sea al médico de cabecera, de urgencias o un fisioterapeuta, realizarán una exploración que puede detectar la cervicalgia postraumática. Esa exploración puede consistir en lo siguiente:

Pruebas médicas para la cervicalgia postrumática

 

Además de la exploración física, se suelen realizar pruebas médicas como radiografías, escáner, resonancia magnética, etc., para poder hacer un diagnostico con mayor precisión.

Indemnización por cervicalgia postraumática

 

Si has sufrido un accidente de tráfico y como consecuencia tienes una lesión corporal, como es el caso de una cervicalgia postraumática, tienes derecho a una indemnización, siempre y cuando no seas el conductor responsable del siniestro.

Esa indemnización corresponderá a todos los días que hayas necesitado para poder curarte y recuperarte de tus lesiones, pero además, también corresponderá a las posibles secuelas que queden como consecuencia del siniestro.

Desde el 1 de enero de este año, los días de baja se diferencian en cuatro tipos:

Días básicos

La cantidad diaria que se obtiene como indemnización durante cada día básico es de 30 euros.

Son los días en los que el afectado por el accidente de tráfico puede hacer una vida normal, aunque no se ha curado por completo, y a pesar de volver al trabajo, debe mantener el tratamiento médico, la rehabilitación o el seguimiento.

Días graves

La cantidad diaria que se recibe en estos casos es de 75 euros, y corresponde a cada día que el lesionado no puede valerse por si mismo para muchas de las actividades cotidianas.

Días muy graves

La cantidad diaria que se recibe como indemnización por cada día grave es de 100 euros, y en estos casos el lesionado está totalmente incapacitado para hacer cosas por si mismo, sin ayuda.

 

Traficoayuda es un bufete de abogados especializado en la reclamación de indemnizaciones por accidentes de tráfico, contacta con nosotros para cualquier duda que tengas.