Muchas veces hemos oído hablar del llamado latigazo cervical o cervicalgia, algo que se puede dar con mucha facilidad tras un accidente de tráfico en el que hayamos recibido un golpe por detrás o lateral.

Las cervicalgias en los accidentes de trafico se pueden entender como secuelas por el accidente, ya que en ocasiones no aparecen de forma inmediata.

Rehabilitación por latigazo cervical

Debemos tener en cuenta que el latigazo cervical es la sacudida que recibe el cuello como consecuencia de una acción brusca, que normalmente se asocia a los accidentes de tráfico cuando se recibe un golpe por detrás o por el lateral, aunque también pueden ser consecuencia de otros hechos.

Dentro de las cervicalgias que puede provocar el latigazo cervical podemos encontrar algunas lesiones óseas como el esguince cervical.

El esguince cervical es una lesión que se produce como consecuencia de una flexión excesiva del cuello, que puede ser hacia atrás (hiperextensión) o hacia delante (hiperflexión). Esta lesión es bastante frecuente y sus características principales son dolores, contracturas musculares, vértigos,…

Muchas veces se habla del latigazo cervical como lesión, pero en realidad no lo es, sino que es la acción que provoca, entre otras lesiones posibles, el ya nombrado esguince cervical, distensiones, o también dislocaciones.

Sintomas de esguince cervical

Como hemos dicho, esta es una lesión que por lo general se produce como consecuencia de un accidente de tráfico en el que recibimos un impacto trasero o lateral, afectando a los músculos, nervios, tendones y discos del cuello, además de a la columna vertebral.

dolorLos síntomas de un esguince cervical son:

  • Dolores de cabeza
  • Dolores de espalda
  • Vértigos
  • Debilidad en los músculos
  • Rigidez del cuello
  • Síndrome del estrecho torácico superior
  • Cervicobraquialgia: dolor de cuello que se extiende por los hombros y brazos
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Mareos
  • Brazos o manos adormecidos
  • Problemas de oído como sordera, zumbidos, …
  • Problemas en la vista como vista borrosa u otras alteraciones
  • Problemas de concentración con alteraciones, perdidas de memoria 
  • Lesiones de otros nervios
  • Dificultad para tragar
  • Ansiedad, cansancio, irritabilidad, insomnio …

Síntomas que a las pocas semanas normalmente desaparecen pero que, en ocasiones, provocan consecuencias que duran más tiempo y no desaparecen fácilmente, e incluso pueden llegar a ser permanentes.

Los problemas derivados del esguince cervical conllevan una peor calidad de vida, porque en muchos casos las personas afectadas sufren crisis de ansiedad que normalmente les lleva a cuadros depresivos como consecuencia de los dolores insoportables para los que no se encuentran solución.

Tratamientos para el esgince cervical

Lo más habitual es el reposo, la toma de medicamentos antiinflamatorios y un tratamiento rehabilitador a base de fisioterapia.

En ocasiones, algunos facultativos prefieren inmovilizar el cuello con un collarín, y en los casos en los que el tratamiento no es suficiente, y el dolor se convierte en crónico, se utiliza la rizólisis que consigue eliminar el dolor mediante la destrucción de los nervios de aquellas articulaciones que se han visto afectadas por la cervicalgia.

Los tratamientos con fisioterapia conseguirán que el paciente vuelva a mover el cuello lentamente y con movimientos suaves para, de este modo, volver a recobrar la estabilidad.

Mediante los movimientos se conseguirá una disminución de los dolores y los ligamentos se cicatrizarán mejor algo que será fundamental para conseguir la estabilidad de las cervicales.

Por eso es fundamental comenzar cuanto antes con los tratamientos de fisioterapia, a ser posible, en cuanto el cuello comience a recobrar la movilidad, y será en ese momento cuando el fisioterapeuta experto ayude al paciente a ejercitar y fortalecer los músculos de la zona cervical, y evitar de este modo que se recaiga.

massage-1071130_1920Los tratamientos con rizólisis se desarrollan mediante la destrucción de los nervios que se encuentran en las articulaciones dañadas, y de este modo, se elimina el sentimiento de dolor.

La metodología suele ser quemar el nervio que llega a la articulación, y que son la consecuencia que provoca el dolor. Se usa solo en pacientes que presentan un dolor local, un dolor resistente a todos los tratamientos que no sean quirúrgicos durante un año, en pacientes que no presenten alteraciones en la columna que puedan ser la consecuencia de los dolores, etc.

Indemnizaciones por cervicalgia en accidentes de tráfico

Las indemnizaciones que se pueden recibir por este tipo de lesiones, pueden oscilar entre los 3000 y los 6000 euros, dependiendo sobre todo de la intensidad de la lesión, así como del tiempo total que se necesite para la recuperación, ya que éste será diferente según el tipo de lesión.

Lo más adecuado es recibir la rehabilitación en el momento necesario, ya que si se espera demasiado, el problema se puede agravar.

No obstante, debemos tener en cuenta que la seguridad social no facilita este tipo de tratamientos rehabilitadores, y son las compañías de seguros privados las que deben hacerse cargo.

El problema es que las aseguradoras no siempre facilitan este tratamiento de la forma más adecuada, ya que cada lesión cuesta dinero, y entonces es posible que recibas menos sesiones de las que necesitas.

Si sufres una lesión de este tipo como el denominado latigazo cervical o cervicalgia, debes tener en cuenta que:

  • Podrás elegir el centro en el que recibirás la rehabilitación.
  • No esperes demasiado ya que es fundamental una prescripción temprana.
  • Guarda siempre todas las facturas de los gastos que tengas como consecuencia de la cervicalgia, ya sean médicos, de farmacia, etc.

Cada vez son más las demandas que se dan como consecuencia de cervicalgias de este tipo, provocadas por siniestros de tráfico. Y es que las secuelas provocadas se convierten fácilmente en crónicas, ya que no solo duran el tiempo en el que la persona afectada está de baja por incapacidad temporal.

Además, las aseguradoras se hacen cargo de las prestaciones que se deriven del accidente de tráfico, sólo durante el tiempo en el que el afectado se encuentre en incapacitado de forma temporal.

Los datos de las estadísticas dicen que el tiempo medio que tardan la mitad de los pacientes en superar todas las molestias es de entre uno y tres meses. Y un 10% de las personas que sufren un siniestro de tráfico con lesiones como las cervicalgias mantendrá las molestias durante el resto de su vida.

Por otro lado, los expertos nos dicen que si tras los primeros 45 días, no desaparece el esguince, podrá ser responsable de lesiones de otro tipo, más graves, que afecten a la médula o al cerebro.

 

Por este motivo, para luchar por tus derechos, debes contactar con profesionales que tengan experiencia en accidentes de tráfico.

En Trafico Ayuda tenemos mucha experiencia, y todos nuestros abogados te pueden ayudar a reclamar tus derechos por el accidente de tráfico que hayas sufrido y las consecuencias que éste te haya causado.