Cuando tienes un accidente de tráfico, es muy posible que tengas algún tipo de incapacidad temporal, dependiendo del tipo de lesiones que hayas sufrido, y tengas que solicitar la baja por accidente de tráfico.

Esta posibilidad la recoge nuestra legislación, por lo que las personas que han sufrido un accidente de tráfico tienen todo el derecho a recibir una compensación económica por el perjuicio causado por la situación de incapacidad temporal.

Casos de baja por accidente de tráfico

Dentro del termino de incapacidad temporal podemos diferenciar tres posibilidades que establece nuestra legislación:

  • Días de hospitalización: todos los días en los que la persona que ha sufrido el accidente ha permanecido ingresada en el hospital para recuperarse de sus lesiones.
  • Días impeditivos: son los días en los que la víctima está incapacitada para poder llevar a cabo su ocupación habitual.
  • Días no impeditivos: son aquellos días en los que la persona que ha sufrido el accidente, sigue recibiendo un tratamiento médico para curarse ya que aun no se ha recuperado de sus lesiones, pero éstas no le impiden realizar su actividad habitual.

 

No obstante, debemos tener en cuenta que la baja impeditiva no tiene nada que ver con la baja laboral. Podemos poner como ejemplo el caso de un ama de casa que tiene un accidente de tráfico y sufre lesiones que la dejan incapacitada de forma temporal, caso en el que este ama de casa tendría derecho a cobrar su indemnización en concepto de incapacidad, a pesar de no tener una baja laboral.

El abogado que lleve el caso deberá luchar por conseguir que se consideren días impeditivos todos los días durante los que el ama de casa no haya podido realizar sus actividades habituales.

Debemos tener en cuenta que los gastos de curación, o lo que también conocemos como la asistencia sanitaria, tras un accidente de tráfico no los cubre la Seguridad Social.

Esto no quiere decir que no te vayan a atender, los médicos de la Seguridad Social te atenderán pero le pasarán la factura a tu compañía de seguros.

La compañía de seguros tendrá unos límites en la póliza, y todo lo que exceda de esos límites tendrá que abonarlo el asegurado de su propio bolsillo.

Esto se aplica a aquellos siniestros en los que nosotros seamos culpables, y solo sobre la figura del conductor. En el caso de los siniestros en los que nosotros no seamos los culpables, se reclamarán los gastos íntegros sanitarios a la compañía del otro vehículo implicado, que será el culpable del siniestro.

Los acompañantes también estarán totalmente cubiertos, sea culpable o no el conductor de su vehículo. En este caso les cubren las coberturas de Responsabilidad Civil de Suscripción Obligatoria y la Responsabilidad Civil de Suscripción Voluntaria.
Por este motivo, los seguros de vehículos incluyen una cobertura denominada Accidentes del Conductor, que es tremendamente importante ya que además de cubrir un capital en caso de fallecimiento o invalidez, también cubre los gastos correspondientes a la asistencia sanitaria o los gastos de curación.

Las mutuas son las que cubren los accidentes laborales, por tanto en el caso de que sufras un accidente de tráfico en el trayecto de ida o vuelta al trabajo, si eres un asalariado, y eres el conductor culpable del siniestro, éste se considerará accidente laboral o lo que se denomina en derecho accidente “in itinere”.

 

Esguince Cervical

Quizá sea la patología de cuello más común entre los conductores que han sufrido un siniestro de tráfico.

Se debe al movimiento de la cabeza y el cuello tras sufrir un impacto en la parte trasera del vehículo, no a mucha velocidad.

Los datos dicen que el 80% de las lesiones por esquince cervical se curan tras recibir un tratamiento especializado, pero que el 20% restante mantiene los síntomas en forma de lesiones cervicales que se pueden reclamar como secuelas.

En este caso del esguince cervical debemos tener en cuenta dos conceptos básicos para solicitar la compensación por indemnización:

  • Los días que nos supone un impedimento para realizar nuestras tareas habituales
  • Los días que hemos invertido en curar con tratamientos rehabilitadores, que son días no impeditivos, y las secuelas.

 

Lo más aconsejable es interponer una denuncia para iniciar un procedimiento penal, algo que no supone ningún coste y que resulta lo más rápido.

 

Derecho a baja por accidente de tráfico

Las indemnizaciones por incapacidad temporal se contabilizan en cantidades de euros por día.

Por ejemplo, según el baremo de 2014-2015, las cuantías de las indemnizaciones por incapacidad temporal son las siguientes:

 

  • Por días de hospitalización: 71,84 euros al día
  • Por días impeditivos: 58,41 euros al día
  • Por días no impeditivos: 31,43 euros al día.

La cantidad total indemnizada será la suma de estos tres conceptos.

Además a la indemnización tendremos que sumarle otros conceptos, si los hubiera, como los gastos de farmacia, gastos de desplazamiento para la rehabilitación o consultas médicas, secuelas estéticas o funcionales y factores de corrección vinculados a ellas, etc. No obstante habría que estudiar cada caso concreto para determinar si son justificables o no.

Cuando contratamos un seguro debemos analizar detenidamente las coberturas y en concreto la garantía de Accidentes del Conductor, en la que nos centraremos sobre todo en los gastos de asistencia sanitaria o gastos de curación.

Lo que tenemos que mirar con más detalle son:

  • Los conceptos referentes al límite de dinero, que suelen oscilar en unas cantidades de entre 3.000 euros y 30.500 euros, o incluso llegar a cubrir el 100% de los gastos. Pero esto dependerá del centro de salud al que acudamos. No obstante en algunos casos, existen compañías que no cubren los gastos sanitarios, sobre todo cuando el vehículo asegurado es un ciclomotor o una motocicleta.
  • También nos debemos detener en el concepto referente al límite de tiempo, que suele variar entre uno y tres años desde la fecha en la que se sufrió el siniestro, siendo lo más común que se cubra un año.

 

En Traficoayuda defendemos tus derechos ya que estamos especializados en reclamaciones de indemnización por accidentes de tráfico.

Si tienes alguna duda, contacta con nosotros en el teléfono gratuito 900 902 740 y te ayudaremos.